lunes, 21 de octubre de 2013

Impunes, muertes de 10 activistas en el gobierno de Ángel Aguirre - Vanguardia.com.mx

Atoyac de Álvarez, Gro. Organizaciones no gubernamentales demandaron al gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, el esclarecimiento del asesinato de Rocío Mesino Mesino, lideresa de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), cometido el sábado en el municipio de Atoyac de Álvarez, en la Costa Grande de Guerrero. Denunciaron que diez luchadores sociales han sido aniquilados y ningún caso ha sido aclarado.

La Red Guerrerense de Derechos Humanos (Redgro), el Colectivo contra la Tortura y la Impunidad (CCTI), Frente de Organizaciones Democráticas del Estado de Guerrero (Fodeg), el Centro Regional de Defensa de los Derechos Humanos José María Morelos y Pavón y la Sociedad de Alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa, entre otros, demandaron indagar el crimen.

Manuel Olivares Hernández, secretario operativo de la Redgro, recordó que no se ha aclarado uno solo de los 10 homicidios cometidos recientemente contra luchadores sociales en el gobierno del perredista de Ángel Aguirre.

Agregó que la actual administración "es igual" a las emanadas del Partido Revolucionario Institucional. "Son igual de corruptos y de represores; su característica es la impunidad. No hay duda de que las autoridades estatales y muchos alcaldes del PRI y el PRD (Partido de la Revolución Democrática) están coludidos con las mafias".

En los tres años recientes unos 10 dirigentes han sido ultimados, entre ellos Raymundo Velázquez Flores, líder de la Liga Agraria Revolucionaria del Sur Emiliano Zapata (Larsez) y Samuel Vargas, muerto el 12 de agosto en Coyuca de Benítez.

En junio fueron acribillados en Iguala el líder de la organización Unidad Popular (UP), Arturo Hernández Cardona, y sus compañeros, Rafael Balderas y Miguel Ángel Ramírez Hernández.

En noviembre de 2012 asesinaron a Juventina Villa y a su hijo Reynaldo Santana, de la Organización Campesina Ecologistas de la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán.

En diciembre de 2011 fueron asesinados en la autopista del Sol México-Acapulco Gabriel Echeverría de Jesús y Jorge Alexis Herrera Pino, al parecer por agentes de la Policía Federal y la policía ministerial.

Ese mes también se dio muerte a Marcial Bautista Valle y Eva Alarcón Ortiz, dirigentes de organizaciones ecologistas, en la carretera Zihuatanejo-Acapulco.

Susana Oviedo Bautista, de la organización Raíz Zubia e integrante de la Red por el Derecho a la Salud de las Mujeres, anunció que agrupaciones civiles presentarán un documento para exigir el esclarecimiento del homicidio.

Continúa la "política de exterminio", dice dirigente del Movimiento Social de Izquierda

El fundador de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), Hilario Mesino, hace guardia junto a su esposa, Alicia Mesino, a un costado del ataúd de su hija Rocío, asesinada el sábado en las inmediaciones de Mexcaltepec, municipio de Atoyac de Álvarez, en la Costa Grande.

Al velorio, efectuado en la colonia 18 de Mayo, en la cabecera municipal, acudieron familiares, amigos, representantes de organizaciones sociales y autoridades municipales. A las 16 horas se realizó un homenaje de cuerpo presente en el zócalo de la localidad.

Más de 500 personas tomaron parte en el cortejo, acompañado con música de trova, consignas de lucha, lágrimas y dolor. "¡Tu muerte, tu muerte será vengada! ¡La lucha sigue y sigue!", gritaron los dolientes.

En la explanada donde se encuentra el obelisco a Lucio Cabañas Barrientos, en el zócalo de Atoyac, antes de ser trasladada al panteón Lomas del Sur, Rocío Mesino fue recordada como una mujer que estuvo al pendiente de su pueblo.

"Si piensan que por haber acabado con su vida acabaron con sus ideales, están muy equivocados. En todos los rincones en que nos encontremos vamos a exigir justicia, vamos a continuar con su lucha", dijo uno de los oradores. La iglesia del pueblo hizo doblar las campanas en varias ocasiones.

Ranferi Hernández Acevedo, representante del Movimiento Social de Izquierda, dijo que "la calumnia ha estado presente en los tres niveles de gobierno" y la exigencia de justicia por el asesinato de 17 campesinos en Aguas Blancas, municipio de Coyuca de Benítez, en 1995, "son gritos en el desierto.

"Nos duele profundamente su partida, y eso lo saben los chacales que se han dedicado a acabar con las organizaciones sociales en Guerrero y en Oaxaca". Asimismo advirtió que continúa "la política de exterminio contra la lucha social y el pueblo".

En la ceremonia estuvieron el alcalde de Acapulco, Luis Walton Aburto, y otros integrantes del partido Movimiento Ciudadano, en el que Rocío Mesino participaba.

El alcalde Ediberto Tabares Cisneros manifestó: "Atoyac ha sido lastimado en días recientes por fenómenos naturales y ahora con un hecho violento, pero de las desgracias siempre debemos levantarnos, mostrar la entereza de los atoyquenses, entre todos, en memoria de ella y de todas las personas que perdieron la vida en La Pintada, en la zona serrana de Atoyac".

"Gente perversa"

Vestido de negro y con huaraches de piel, Hilario Mesino se muestra fuerte, vigila en silencio que todos sean atendidos en el funeral, pide que le tomen fotos junto al féretro de su hija. Atribuyó el crimen a "gente perversa".

Dijo ignorar por qué "estos señores la mataron", aunque sospecha que fue por "celos políticos. Ella tenía una presencia muy grande" por "ayudar a la gente más desprotegida. Ella fue una luchadora social, no escatimaba esfuerzos".

Comentó que tras el paso de las tormentas Manuel e Ingrid, Rocío Mesino "se preocupaba mucho por la gente de la sierra": trabajaba en la rehabilitación del puente de Mexcaltepec, gestionada ante el gobernador Ángel Aguirre Rivero, e instaló un comedor comunitario para atender a pobladores de San Juan, Santo Domingo, El Salto y El Escorpión.

Mientras, el gobierno de Guerrero informó que la Fiscalía Regional en la Costa Grande de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) investiga el homicidio de Rocío Mesino.

En un comunicado refirió que según varios testimonios dos sujetos perpetraron el crimen. Uno manejaba una motoneta y distrajo a la víctima, mientras el otro le disparaba a corta distancia y por la espalda.

Agregó que el Ministerio Público de Atoyac de Álvarez recogió las declaraciones de la madre, hermana y pareja sentimental de la víctima, y peritos elaborarán retratos hablados de los agresores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario