jueves, 31 de octubre de 2013

Piden a Hacienda reconsiderar a la cultura - El Economista

Manuel Lino / El Economista

Este miércoles amaneció con una buena noticia fiscal para la cultura y otra mala.

La buena (que en realidad no lo es tanto, porque es nada más que el panorama no empeora) es que se mantendrán los estímulos fiscales para la producción de cine y teatro en la Ley del ISR, pero en lugar de ser los artículos 226 y 226 bis, serán el 189 y 190.

La mala es que estos estímulos, que permiten a las empresas invertir en producción con parte de lo que deberían pagar por Impuesto Sobre la Renta, sólo se aplicarán a producciones cinematográficas y teatrales, como hasta ahora, y quedan fuera otras disciplinas, como la danza, la música, la literatura y las artes visuales.

Los integrantes del Consejo Asesor de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados convocaron ayer a una rueda de prensa para reclamar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público por esta diferencia y hacerla notar a los gremios artísticos, así como solicitar que al menos se haga una compensación para las otras artes con 200 millones de pesos, como se hizo en el 2012, y para señalar otras inconsistencias en materia de políticas culturales.

EL CINE, FAVORITO,? PERO TAMPOCO TANTO

Los estímulos fiscales para la producción de cine aumentaron de 500 a 650 millones de pesos y, además, se abrió un capítulo para la distribución de películas de 50 millones de pesos adicionales.

Sin embargo, el aumento, según informa Víctor Ugalde de la Asociación de Directores, es apenas suficiente para compensar por la inflación que, del 2005 a la fecha, ha sido de 40.2 por ciento.

Ugalde, tras lamentar que no se hubiera tratado del mismo modo a las demás artes y criticar la propuesta de la SHCP de descontar del cine y el teatro para darle a las demás, dio dos datos que muestran que, aunque favorito, el cine no fue tan bien tratado.

"La SHCP presentó un anteproyecto de presupuesto reductivo para Imcine (Instituto Mexicano de Cinematografía) (…), se pretende reducir el apoyo en 8.35%, pero realmente la caída es de 12.84%, ya que tenemos que sumarle la pérdida por inflación".

Ésta sería la segunda reducción en el presupuesto del Imcine en dos años y, si se calcula desde el 2012, indicó Ugalde, la disminución es de 42.52%, con todo e inflación.

El recorte hará que Imcine "se mantenga como una institución burocrática, pero sin dinero para operar en las funciones que la ley le marca. Este recorte no le permitirá contar con recursos para apoyar películas de forma directa, tal y como venía haciendo. Apoyó a ocho en el 2012, sólo dos en el 2013 y para el 2014 serían cero". Cero serían también los cortometrajes apoyados, a diferencia de 22 en el 2013.

HAY TIEMPO

La coordinadora del Consejo Asesor, Lucina Jiménez, advirtió que hay tiempo para que Hacienda, la Comisión de Cultura y la de Presupuesto hagan la ampliación por 200 millones de pesos para financiar a danza, música, artes visuales y literatura, pues el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) aún no se ha aprobado.

Jiménez dijo también estar consciente de que ésta sería una medida emergente y "no fortalece de manera sustentable la actividad cultural", y que lo que hace falta es "conocer bien el ecosistema cultural", para estar en posibilidad de plantear políticas públicas de largo alcance en materia de cultura.

Para ello, dijo, sería fundamental contar con la cuenta satélite en la materia que está haciendo el INEGI en coordinación con Conaculta, a la que le faltan recursos.

"Se requieren otros esquemas de financiamiento que protejan, incentiven y regulen al sector cultural, que aseguren sus procesos de producción, comercialización y difusión, para garantizar los derechos culturales de los mexicanos", se especifica en un boletín distribuido por el Consejo.

Por su parte, Ricardo Fuentes, experto en relaciones entre legalidad y cultura e integrante del Consejo, explicó que si no se da apoyo a las artes y la cultura "no se está cumpliendo con diversos tratados internacionales que México ha firmado" y criticó la idea de que darle los 200 millones de pesos a los artistas implicaría quitárselos a programas de beneficio social.

"Tienen que darse cuenta de que el arte y la cultura contribuyen a la regeneración del tejido social", comentó en su oportunidad el dramaturgo Jaime Chabaud.

Por su parte, el director de cine Alfonso Arau, integrante del Consejo, comentó que actualmente el artista ya no puede ser sólo eso, "ahora tiene que ser artista y empresario".

manuel.lino@eleconomista.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario