lunes, 7 de octubre de 2013

Piratas empatan la serie contra Cardenales - ESPN Deportes

PITTSBURGH El hombre que abrir el primer juego de Serie Divisional en la historia de los Piratas de Pittsburgh es la versin del bisbol de pegar los seis nmeros de la loteria Powerball.

Cha-chingggg.

En serio, si uno trabaja en la oficina central de cualquier equipo, acaso hay algo mejor que firmar a un lanzador por un milln de dlares quien, de forma mgica, e inesperadamente, se convierte en un candidato al Cy Young, justo frente a tus ojos?

Bueno, eso sucedi. Le sucedi a los Piratas, con un boleto de lotera llamado Francisco Liriano.

Y ahora, despus de una sensacional temporada de 16 victorias, tras haber lanzado una fenomenal joya en el juego de comodines en Pittsburgh, sera el turno del zurdo dominicano de 29 aos para subirse al montculo en el Juego 3 de la Serie Divisional de la Liga Nacional el domingo, contra un equipo de los Cardenales que domin durante todo el ao (3-0, 0.75 ERA, en tres aperturas).

Podemos escuchar a todo el mundo alrededor de Estados Unidos mirando a Francisco Liriano, apenas una temporada despus de haber conseguido nmeros de pesadilla de 6-12, 5.34 con los Mellizos y los Medias Blancas, y dicindose a s mismos: "Wow, los Piratas tuvieron mucha suerte con este muchacho".

Ha-ha-ha-ha-ha. Bueno, quizas PAREZCA suerte si no examinamos esta saga bien de cerca. Pero les aseguro una cosa. Cosas como estas virazones como estos nunca suceden de la nada, como si un chico de siete aos se encontrara un billete de $50 tirado en la acera.

Esas cosas solo suceden cuando el equipo correcto encuentra el proyecto de reclamacin correcto, y junta ese proyecto de reclamacin con un grupo de gente realmente inteligente y talentosa, y todo funciona.

Bueno, eso sucedi tambin. Le sucedi a Francisco Liriano y los Piratas. Pero no por algn golpe de suerte.

Sucedi porque no hay otra organizacin en el bisbol ahora mismo que haga un mejor trabajo de traer lanzadores quebrados y meterlos a su Taller de Afinamiento Milagroso de Lanzadores y dejarlos como nuevos. O mejor que nuevos.

Realmente. Piensen en eso. Piensen en todos los lanzadores que han pasado por Pittsburgh y se convirtieron en engranajes principales del Tren para Romper la Maldicin de Sid Bream: Jason Grilli, Mark Melancon, Charlie Morton, Jeff Locke, Jeanmar Gmez . . .

Y Francisco Liriano.

Especialmente Francisco Liriano.

La historia de cmo l lleg a ese lugar especial, donde una ciudad entera piensa que enviarlo al montculo en octubre es tan cercano al Cielo del Bisbol como observar por vez No. 75,819 la repeticin del cuadrangular de Bill Mazeroski, es un cuento increble.

Originalmente firm un contrato de dos aos y $12.75 millones en diciembre pasado. Y luego des-acord dicho contrato luego de ganar la competencia de La Lesin Idiota del Ao en diciembre al romperse su brazo derecho (tambin conocido como su OTRO brazo) mientras jugaba con sus hijos.

Lo que dej al pobre Francisco Liriano en el limbo por otro mes y medio. Hasta que acord con los Piratas ese otro acuerdo por apenas $1 milln garantizado, y el resto de los dineros establecidos en el acuerdo estaban sujetos a que volviera a la salud.

As que en ese momento, esa rara lesin luca como un desastre.

Pero l no se imaginaba ninguno de nosotros nos imaginbamos que eso sera lo mejor que ha pasado a Francisco Liriano en aos.

"Pienso que todo sucede por una razn", dijo el sbado, en la vspera de su cuarta salida de su carrera en postemporada. "Me romp el brazo, pero todo sucede por una razn. No pensaba que iba a jugar este ao, as que estoy sorprendido del ao que he tenido. Solo le doy gracias a Dios por la oportunidad, y a los Piratas por darme la oportunidad de poder lanzar. Todo ha salido maravilloso para m, y estoy muy agradecido por ello".

Todo luce loco ahora mismo, mirando a lo lejos, de que siquiera est agradecido por la lesin en s. Pero a la larga resulta ser que eso tambin fue una bendicin disfrazada de dolor.

"Una de las cosas ms grandes que le sucedi fue que, gracias a la lesin, tuvo un entrenamiento primaveral bien largo", dijo Jim Benedict, asistente especial del gerente de los Piratas Neal Huntington y ex coordinador de pitcheo de liga menor quien tambin se involucr en desarrollo especial de jugadores y en proyectos como Liriano.

"Los cambios que l hizo no los podia haber hecho si hubiese estado en entrenamiento de Grandes Ligas", sigui diciendo Benedict. "Porque pas tanto tiempo en los entrenamientos extendidos de primavera, que tuvo tiempo para enderezar su mecnica de lanzamiento y regresarle la fuerza a su brazo de forma lenta".

Esa frase, "enderezar su mecnica de lanzamiento", parece tan simple cuando la escuchas en un vaco. Pero en el caso de Liriano, nada sobre su forma de lanzar ha sido simple o siquiera repetible, por largos periodos de su -- en ocasiones brillante y en otras ocasiones descarrilada -- carrera.

"Si eres un lanzador que ponch a 15 contrarios y no das boletos en un partido, y al juego siguiente das siete boletos y ponchas a dos, y entonces comparas esos dos juegos, realmente vas a ver dos tipos diferentes", dijo Benedict. "As que cuando lo tienes en tu equipo, lo primero que le dices es, `vamos a hablar sobre esto'".

As que en esta primavera, en el tranquilo escensario de Brandenton, Fla., Liriano se sent y tuvo esa charla -- con Benedict, con el coach de pitcheo de los Piratas, con el coach del bullpen Euclides Rojas y con el coach de pitcheo de los Piratas en la Liga del Golfo, Miguel Bonilla, quien pudo hablar cmodamente con Liriano en espaol, y luego traducirle lo que conversaron al resto del grupo.

Lo que todos decidieron fue que el mayor problema de Liriano fue su inhabilidad de quedarse atrs con su pierna izquierda con alguna consistencia un fallo en su envo que puede causarle que se apresure, que pierda el control y que no pueda corregirlo, aun cuando sepa lo que est haciendo mal.

As que eventualmente, ellos acordaron una terminologa que todo el mundo pudiese entender especialmente Liriano y que siempre estuviera all para recordarle lo que necesitaba hacer para "quedarse atrs".

La frase que seleccionaron fue "bolsillo trasero izquierdo".

Eso no fue porque queran que l pensara en meter la mano para buscar su billetera. Fue porque queran que l recordara que si l podia levantar su "bolsillo trasero izquierdo", se mantendra un poco ms sobre su pierna izquierda en su envo. Y todo lo dems caera mgicamente en su lugar.

"Eso hizo que su cabeza se alineara", dijo Benedict. "Y cuando l mantiene su cabeza alineada, puede conquistar a cualquiera. Y no es solo eso. Esa nica cosa mejor tambin el resto de su cuerpo.

De haber tenido un entrenamiento primaveral normal, habra tenido solo seis semanas para tratar de entender ese concepto mientras trataba de aumentar su conteo de pitcheos para estar listo para la temporada. En cambio, tuvo un mes adicional para perfeccionar su mecnica, recuperar gradualmente su fuerza y que su regreso fuera ms suave.

Y cuando finalmente volvi a las Grandes Ligas el 11 de mayo, era un tipo diferente incluso mejor, en algunas formas, que el fenmeno de 22 aos que con un slider relampagueante que irrumpi en escena con los Mellizos en el 2006.

Los nmeros de Liriano en esa temporada 2006 (12-3, 2.16, con 144 ponches en 121 entradas) quizs hayan sido mucho ms que sorprendentes. Pero l no tena el control de su devastador repertorio de tres pitcheos (recta/slider/cambio) que tiene ahora. Y adems tena un envo tan violento, que se le explot el codo luego de apenas 20 salidas en su carrera de Grandes Ligas.

Pero ahora, a medida que se acerca a su cumpleaos 30 en este mes, es ms un as que antes. Y eso es exactamente lo que los Piratas esperaban que sucediera cuando hicieron la apuesta por l en el invierno pasado.

"Uno tiene que darle crdito al hombre por el corazn, la conviccin, y el empeo que ha puesto en todo", dijo el sbado su manager Clint Hurdle. "Pienso que eso es lo que ha dado el grado de separacin de lo que podramos haber pensado que bamos a conseguir, a lo que en realidad ha hecho y llevado a cabo, y que ha demostrado que puede hacer".

Liriano no pudo calificar para el cetro de efectividad por apenas una entrada. Pero de haber calificado, habra tenido el tercer OPS ms bajo de los contrarios (.611), el tercer mejor slugging de los contrarios (.314), el cuarto promedio de bateo ms bajo de los contrarios (.224) y la quinta mejor efectividad (3.02) entre todos los zurdos de la Liga Nacional. Solo Clayton Kersaw y Madison Bumgarner lo vencieron en todas esas categoras.

Y a medida que se acerca el Juego 3, nadie tiene que recordarles a los Cardenales que Liriano fue especialmente devastador contra ellos. Ellos batearon una ridcula lnea estadstica de .127/.179/.165 ante l, sin cuadrangulares, en tres aperturas, y le anotaron dos carreras en 24 entradas.

As que, si no fue la mejor firma en la agencia libre en todo el invierno, de cualquier equipo, definitivamente fue la mejor ganga de un milln de dlares. Pero hay una diferencia entre encontrarse un agente libre como este y hacer lo que sea necesario para que suceda. Y queda claro ahora que los Piratas no se lo encontraron, sino que lo trabajaron.

"Esta es una victoria de la organizacin", dijo Benedict. "Desde la adquisicin por parte de la oficina central, a las revisiones de su forma de lanzar, a los coaches de Grandes Ligas, esto fue un esfuerzo de toda la organizacin. Y l lo ha tomado bien en serio. As que esto ha sido bueno. Todo sobre esto ha sido bueno".

Y si esta corrida de brillantez sigue en el domingo de octubre ms importante que los Piratas de Pittsburgh han experimentado en dos dcadas, se pondr an mejor.


Jayson Stark es escritor senior de bisbol para ESPN.com desde el ao 2000. Antes de laborar con ESPN, trabaj con el diario Philadelphia Inquirer por 21 aos. Hace apariciones regulares en "SportsCenter," "Outside the Lines" y "Baseball Tonight." Adems participa en varios programas en ESPN Radio. Consulta su archivo de columnas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario